Coll: "Hay que seguir trabajando para poder cambiar pautas socio-culturales"

El ministro del Superior Tribunal de Justicia, Ariel Gustavo Coll exhortó a seguir trabajando con insistencia y perseverancia para cambiar pautas socio-culturales que son la base y raíz de la problemática de violencia de género en la sociedad, razón por la cual felicitó y respaldó la realización del curso de capacitación que tuvo lugar el viernes en la Escuela Judicial.

Al hablar en el cierre de la jornada, el magistrado hizo un especial reconocimiento a las juezas disertantes, al equipo de trabajo de la OVI y a la Escuela Judicial, en vísperas de una fecha emblemática en la lucha por la no violencia contra la mujer. "Es conmovedor que estén acá por un tema como este y a mis colegas que han trabajado en esta tarde mis felicitaciones", valoró el ministro.

Tras evocar el triste y repudiable episodio que dio origen a esta fecha (el asesinato de las hermanas Minerva, Patria y María Teresa Mirabal el 25 de noviembre de 1960 por orden del dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo) el doctor Coll dijo que siempre  es positivo volver a encontrarse para tratar estos temas, y agregó que de todos los instrumentos jurídicos que están vigentes, el que más le impacta es el tratado de Belem Do Pará cuando en uno de sus artículos obliga a los Estados a cambiar las pautas socio-culturales.

"Esto es muy complicado porque podemos cambiar leyes y un montón de otras cosas, pero cambiar pautas socio-culturales implica un trabajo de años, no de días ni meses, de años quizá de decádas", remarcó el magistrado, destacando que en el Poder Judicial de Formosa este camino se inició hace mucho cuando se creó la Oficina de Violencia Familiar y  se empezaron a dar las primeras charlas que luego siguieron sin interrupción para ir consolidando este terreno.

En tal sentido, anunció que a mediados del próximo mes va a estar terminada la Oficina de Violencia Familiar de Ingeniero Juárez de manera que en febrero o marzo puede estar funcionando.

"Se va a seguir trabajando en este tipo de actividades porque me parece que si queremos cambiar pautas socio-culturales y evitar el patriarcado y todo otro tipo de discriminación o ataque a la mujer, tenemos que ser insistentes y perseverantes en esta tarea, en escuchar a las víctimas y en darles la derecha y  los que estamos en la actividad judicial y venimos del fuero penal hemos visto casos atroces, se podían escribir tratados enteros de violencia familiar con un solo expediente", enfatizó.

El doctor Coll dijo que la función que tienen como magistrados es contener a la víctima en primer término y luego tratar de brindarle una solución, porque  también el tratado de Belem Do Para obliga a los Estados proporcionar las soluciones, "no a simplemente a consolar, sino a dar una solución definitiva, por eso habla del juicio y agotar los remedios legales", remarcó.

Compartir ...

Enviar a FacebookEnviar a Google PlusEnviar a TwitterEnviar a LinkedInEnviar por email

Usuarios online

Hay 86 invitados y un miembro en línea