El STJ ratificó como política institucional del Poder Judicial la lucha contra la violencia de género

Jornada contra la violencia

El tratamiento de la problemática de la violencia de género y la violencia intrafamiliar, a través de acciones de capacitación, concientización y empoderamiento, fue ratificado por el Superior Tribunal de Justicia como política institucional del Poder Judicial de Formosa, que desde hace varios años se viene ocupando de esta materia.

En el marco de una jornada de reflexión por el Día de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, el presidente del STJ, Guillermo Horacio Alucín destacó la decisión política-institucional tomada por la Corte Provincial en torno a esta problemática y recordó que el objetivo que se busca es “tratar de

empoderar y concientizar, no solo dentro del Poder Judicial, sino también fuera”, para lo cual hay un grupo humano capacitado que trabaja detrás de este cometido: Oficina de la Mujer, Inspectoría de Justicia de Paz, jueces y juezas de Paz y el Servicio de Facilitadores Judiciales que tiene entre sus filas a voluntarios originarios, entre otros actores.

La jornada, que fue organizada por la Escuela Judicial y la Oficina de la Mujer, se desarrolló el miércoles a las 17 en el sexto piso del edificio de Tribunales y tuvo como principal expositora a la doctora Martha Altabe, jueza de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Electoral del Poder Judicial de Corrientes.

La magistrada correntina disertó sobre el tema: “Estándares jurídicos de protección integral de las mujeres contra la violencia y la discriminación” y fue transmitida en vivo y en directo para las dependencias judiciales del interior de la provincia a través del sistema de videoconferencia.

Apertura

En la apertura de la jornada, el doctor Alucín dio la bienvenida a las autoridades y publico presente y reiteró el compromiso que desde un primer momento tuvo el STJ en cuanto a las iniciativas tendientes a empoderar y concientizar sobre cuestiones de violencia de género y violencia intrafamiliar.

En este sentido, destacó la importancia de esta capacitación en un contexto donde el Poder Judicial está comenzando a tomar conciencia de lo que es la perspectiva de género, tanto en las sentencias judiciales como en el accionar cotidiano del personal.

El magistrado otorgó un valor fundamental a la atención de las víctimas de violencia en cualquiera de sus formas, pero dijo que tanto o más importante es saber escucharlas, contenerlas y orientarlas; “la síntesis que nos motiva como Poder judicial, como operadores de Justicia”, significó.

El magistrado se refirió a la importancia y necesidad de avanzar en las tareas de concientización, capacitación y empoderamiento, frente a una problemática que crece cada día mas, y recordó que existe una amplia plataforma legal con estándares jurídicos internacionales que receptan el tema de la perspectiva de género y la no violencia contra la mujer. “También debe animarnos a nosotros a practicar y concretar en nuestra actividad cotidiana como operadores de Justicia”, remarcó.

Explicó el presidente del STJ que no solamente se está trabajando en la capacitación, sino también está contemplado en el reglamento si algún personal fue víctima de violencia de género.

Asimismo destacó la presencia de la doctora Martha Altabe y de magistrados, funcionarios y empleados del Poder Judicial, en el marco de una amplia convocatoria que refleja el interés del personal judicial, como así también de la participación de agentes del interior, “haciéndoles llegar nuestro compromiso desde el Superior Tribunal de Justicia a seguir luchando contra este flagelo; la consecución y objetivo que persigue este tipo de actividades.

Sembrar desde abajo

Jornada

Por su parte, el ministro Ariel Gustavo Coll, quien se encargó de presentar a la magistrada expositora, valoró la organización de la jornada y el esfuerzo realizado por la Oficina de la Mujer, calificando a dicho espacio como “una brillante idea”.

El magistrado calificó a la problemática de la violencia de género como “un gran flagelo” que tiene su raíz en un problema social y cultural. “No se trata de una cuestión de seguridad pública, si lo tomamos como un problema simplemente policial estamos enfocando mal el tema. Es un problema social y cultural que prolifera en el desbalance jerárquico entre hombres y mujeres, y que viene desde hace muchísimos siglos”, indicó.

Recordó que si bien no se dio en todas las sociedades, ya que en algunas la mujer tuvo un rol mucho más importante que el hombre, el doctor Coll señaló que esto en algún momento se invirtió, creándose una especie de asimetría de poder en la cul el hombre se creyó con derecho a ser propietario y hacer lo que quisiera, incluso a quitarle la vida.

“Si lo enfocamos desde este punto de vista es lo que justifica que hagamos este tipo de reuniones para seguir empoderarnos, capacitándonos y reflexionando para evitar que sigan ocurriendo estas cosas, y sobre todo por nuestros hijos que tienen que crecer con una mentalidad completamente distinta”, subrayó, tras dar a conocer las últimas cifras de femicidio y violencia de género, que han experimentado un crecimiento exponencial en los últimos años. “No podemos permitirlo y cuando uno mira las estadísticas realmente se espanta”, enfatizó Coll, quien alentó a seguir con este tipo de encuentros que invitan a reflexionar. “Tenemos que aprender a sembrar desde abajo y seguir porque en algún momento esto tiene que cambiar porque, de lo contrario esta sociedad se consume sola”, sentenció.

Finalmente se refirió al caso del senador denunciado por su sobrina por abuso sexual, destacando la decisión que tomó el Senado de la Nación de concederle licencia sin goce de haberes, lo cual en el fondo es una suspensión. “Esto en otra época hubiera sido impensable, y esto pasa gracias al trabajo de las Oficinas de la Mujer, organismos del Estado y el movimiento de mujeres que pusieron este tema sobre la mesa, que por otra parte es transversal, y no hay partido político ni sector social que pueda ponerse en contra”, concluyó.

Disertación

Jornada - Disertante

Al hablar ante el auditorio, la doctora Altave hizo una detallada descripción de los artículos que contienen la Convención Sobre la Eliminación de toda Forma de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) y la Convención de Belem Do Pará, ratificada por más de cien países, además de hacer una minuciosa descripción de las características de esta problemática.

Explicó que ambos tratados tienen jerarquía constitucional con prevalencia sobre las leyes de cada Estado, resaltando el valor inestimable que tienen estos instrumentos internacionales y regionales en la lucha contra la discriminación y la violencia de género, equiparadas a la categoría de defensa irrestricta de los derechos humanos.

De manera clara y precisa, la doctora Altabe desmenuzó cada uno de los artículos y, a través de una brillante y magistral disertación se refirió a los estándares jurídicos de protección integral de las mujeres contra la violencia y discriminación.

Compartir ...

Enviar a FacebookEnviar a Google PlusEnviar a TwitterEnviar a LinkedInEnviar por email

Usuarios online

Hay 165 invitados y ningún miembro en línea