STJ confirmó dura condena a un abusador de menores

El Superior Tribunal de Justicia de Formosa confirmó por unanimidad la condena a 9 años de prisión aplicada por la Cámara Primera en lo Criminal a un hombre de 65 años de edad que abusó sexualmente al hijo de su concubina, un niño de siete años de edad, en la casa que la pareja compartía en el barrio Juan Manuel de Rosas de esta capital.

La sentencia del STJ, cuya lectura pública se realizó éste martes 19 de octubre, en el Salón “Juan José Paso”, desestimó uno por uno los agravios planteados por la Defensora Oficial del condenado, tendientes a demostrar que el mismo no tenia potencia sexual, que el hecho pudo haber sido cometido por otro adulto que visitaba la casa, que la denuncia había sido radicada con el único propósito de sacarlo de la vivienda al acusado y que en realidad no había existido penetración en el menor.

Sin embargo, luego de analizar toda la prueba rendida en autos y siguiendo los lineamientos fijados por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el ministro Eduardo Hang dijo en su voto -al que adhirieron los demás integrantes del STJ- que la junta médica integrada por tres profesionales fue unánime al concluir que el acusado tenia plena capacidad para tener actividad sexual; que la diferencia de edad que tenia con la madre de la víctima, esto es, con su concubina, no es un argumento con el que pueda desvirtuarse la denuncia, porque fue el condenado quien aceptó esa relación, voluntaria y libremente, con una mujer 30 años menor que el; no habiéndose determinado con precisión que otras personas frecuentaban el hogar de la pareja, sin perjuicio de señalar que el relato del menor de 7 años, sobre la modalidad del hecho cometido, estaba corroborado por las circunstancias probadas en la causa, respecto a que en ese día y a esa hora, habían quedado solos en la vivienda el menor con su padrastro.

Respecto a la cuestión de si hubo o no penetración, el juez Hang revela que el informe médico alude a maniobras introductivas con algún elemento, compatible con el miembro viril, y si bien no se puede descartar la utilización de otro elemento, es aquí donde cobra fuerza la declaración del menor víctima, que en la audiencia ante el Tribunal, dio detalles estremecedores de como ocurrió el hecho.

Finalmente, se descarta todo móvil económico en la formulación de la denuncia ya que del informe brindado por el IPV se desprende que no hay trámite alguno para desafectar la vivienda de la adjudicación ya otorgada al acusado, desvirtuándose el móvil invocado.

De todo lo expuesto, el STJ concluyó que el acusado tuvo oportunidad de estar a solas con el hijo de su pareja, que luego de ese día aparecieron lesiones en el menor, compatibles con penetración peneana, generando una turbación en éste que es detectada por su maestra, quien conecta a la madre con una asistente social, formulando ésta entonces la denuncia ante la Fiscalía de turno, organismo que dio impulso a la investigación penal.

La sentencia del STJ concluye confirmando la condena a 9 años de prisión e inhabilitación absoluta por igual tiempo, por el delito de abuso sexual con acceso carnal calificado por el carácter de guardador del acusado, en el entendimiento de que al ser concubino de la madre, ejercía la guarda de hecho sobre el menor víctima.

 

Compartir ...

Enviar a FacebookEnviar a Google PlusEnviar a TwitterEnviar a LinkedInEnviar por email

Usuarios online

Hay 174 invitados y ningún miembro en línea